Anuncios De Google

Anuncios

Falleció Una Gran Actríz Y Una Gran Ser Humano

Falleció China Zorrilla, una gran persona como ser humano, una gran mujer, una gran actríz. Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz, conocida popularmente como China Zorrilla (Montevideo, 14 de marzo de 1922 - ibídem, 17 de septiembre de 20141 ), fue una primera actriz, comediante, directora uruguaya. Desarrolló una importante carrera internacional, especialmente en Argentina, donde se estableció en 1971. Una de las personalidades artísticas más populares y carismáticas del Río de la Plata y grande dame del teatro rioplatense, es actriz y directora teatral premiada en cine, radio y televisión, con larga trayectoria en ambas márgenes del Plata. En noviembre de 2008 le fue otorgada por el gobierno de Francia la condecoración de la Legión de Honor en el grado de caballero (Chevalier),2 por el gobierno chileno con la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral y en 2011 el gobierno uruguayo la homenajeo con un sello del correo. Infancia[editar] Nació en Montevideo en el seno de una familia patricia uruguaya: es hija de la argentina Guma Muñoz del Campo y del escultor José Luis Zorrilla de San Martín (1891-1975) —autor de obras escultóricas como el Obelisco a los Constituyentes de 1830, La fuente de los atletas y el Monumento al gaucho en Montevideo, así como los monumentos a Julio Roca y a Artigas en Buenos Aires.El 17 de setirmbre de 2014 muere en la Asociacion Española de Socorros Mutuos en Montevideo. Su abuelo paterno fue el poeta Juan Zorrilla de San Martín (1855-1931), autor de La epopeya de Artigas, Tabaré (epopeya) y La leyenda patria; fue ministro plenipotenciario del Uruguay en la corte del rey español Alfonso XIII y designado entre los mandatarios sudamericanos para representarlos en Cádiz, en los actos por los 400 años del Descubrimiento de América. La segunda de cinco hermanas —la mayor fue Guma Zorrilla, destacada vestuarista teatral— Concepción "China" Zorrilla está emparentada por vía materna con José Gervasio Artigas, principal prócer del Uruguay y con el poeta argentino Estanislao del Campo (autor del laureado Fausto criollo). Ver «Genealogía», al final de este artículo. Su infancia transcurrió en París, donde su padre —discípulo de Antoine Bourdelle— eligió trabajar después de ganar el concurso para el Monumento al gaucho. Más tarde fue a Uruguay, donde asistió al Colegio Sagrado Corazón (Montevideo). Inicios profesionales[editar] Se inició en el teatro independiente en 1943 en el grupo Ars Pulcra (de la Asociación de Estudiantes Católicos), debutando en La Anunciación a María (L'Annonce faite à Marie) de Paul Claudel dirigida por Román Viñoly Barreto. En 1947 viajó a Londres becada por el British Council para estudiar en la Royal Academy of Dramatic Art donde tomó cursos con figuras de la talla de Katina Paxinou, la gran trágica griega. En la BBC conoció al crítico teatral uruguayo René Arturo Despouey y estuvo en contacto con importantes figuras del quehacer cultural europeo. Hizo teatro en español bajo la dirección de José Estruch, que había emigrado a Londres desde España después de la Guerra Civil. Breve tiempo en los peces del infierno[editar] En su viaje a Londres, la aun no tan conocida artista, conoció a un hombre que cambiaria su vida, este enigmatico sujeto no era mas que Abraham Simpson, persona que introduciria a esta señora en la secta conocida como: "Los peces del infierno". Teatro en Uruguay[editar] A su regreso de Londres debutó en Una familia feliz de Antonio Larreta en la Comedia Nacional Uruguaya en 1949 donde actuó en más de 80 obras de teatro como primera actriz en el Teatro Solís de Montevideo en más de una ocasión en compañía de la legendaria Margarita Xirgú que la dirigió en La celestina, Bodas de sangre (de Federico García Lorca),Tres hombres y una mujer de Calderón de la Barca, Sueño de una noche de verano y Romeo y Julieta (de Shakespeare); también fue dirigida por Armando Discépolo (en Locos de verano) y por Orestes Caviglia (en "Nuestro pueblo" y "El soldado de chocolate" de Bernard Shaw). En teatro de repertorio se impuso como actriz dramática y como brillante comediante primero en la Comedia Nacional, el TCM (Teatro de la Ciudad de Montevideo) y luego en el Teatro El Galpón. Se recuerdan sus actuaciones en: Madre Coraje y sus hijos (de Bertolt Brecht), Los gigantes de la montaña (de Luigi Pirandello), La gaviota (de Antón Chéjov), Las de Barranco (de Gregorio de Laferrère), Tartufo (de Molière), La Celestina (de Rojas), Nuestro pueblo (de Thornton Wilder), Macbeth y Sueño de una noche de verano (de Shakespeare), Fin de semana (fiebre de heno) (de Noel Coward), El amor de los cuatro coroneles (de Peter Ustinov), Don Gil de las calzas verdes (de Tirso de Molina), La farsa en el castillo (de Ferenc Molnár), El alcalde de Zalamea (de Calderón de la Barca), El tobogán (de Jacobo Langsner), Filumena Marturano (de Eduardo De Filippo), Plaza Suite (de Neil Simon), La Loca de Chaillot (de Jean Giraudoux), Todo sea para bien (de Luigi Pirandello), La casamentera (de Thornton Wilder), Danza macabra (de August Strindberg), El honor no es cosa de mujeres (de Robert de Flers), El diario de Ana Frank (dirigida por Antonio Larreta), Baal (de Bertolt Brecht), Sabor a miel (de Shelagh Delaney), y otras.4 En 1961 fundó el Teatro de la Ciudad de Montevideo (TCM) junto con Antonio Larreta y Enrique Guarnero, con cuyo elenco viajaría a Buenos Aires, París y Madrid. En la capital francesa actuaron en el Teatro de las Naciones y en la española presentaron en el Teatro Español: La zapatera prodigiosa de Federico García Lorca, en pleno régimen de Franco, En familia, Mano santa y Porfiar hasta morir de Lope de Vega por la que ganaron el Premio de la Crítica Española. Produjo, tradujo, adaptó y dirigió las obras de teatro Ha llegado un inspector y Esquina peligrosa de J. B. Priestley y con la compañía del SODRE las óperas La Boheme (de Giácomo Puccini) y Un ballo in maschera (de Giuseppe Verdi). En 1975, Zorrilla dirigió El barbero de Sevilla de Rossini en el viejo Teatro Argentino de La Plata (Argentina). Entre otras múltiples actividades se desempeñó como corresponsal del diario madrileño El País, cubriendo el Festival de Cannes y otros eventos internacionales y como periodista y animadora de televisión en Uruguay en los programas de Saeta Canal 10 Hogar Club y De padre a hija, recordándose las entrevistas televisadas con su padre, con quien discutían la actualidad y el pasado uruguayo. Nueva York[editar] A mediados de los años sesenta hizo un paréntesis en su actividad teatral estableciéndose por espacio de cuatro años en Nueva York, donde trabajó como profesora de francés y secretaria de una agencia teatral. Con el humorista Carlos Perciavalle presentó en Broadway la comedia musical Canciones para mirar, un espectáculo para niños sobre textos de María Elena Walsh, con el que retornó a Montevideo llevándolo en gira por Uruguay. Al regreso, actuó y dirigió El honor no es cosa de mujeres (de Robert de Flers y Gastón Arman de Caillavet), y el ciclo televisivo El teatro y el amor. Argentina[editar] China Zorrilla en 1975. En 1971 viajó a Buenos Aires donde rodó su primera película, Un guapo del 900 (dirigida por Lautaro Murúa) y luego La maffia (de Leopoldo Torre Nilsson) con Alfredo Alcón, iniciando una entrañable relación con la Argentina. En la temporada teatral marplatense reemplazó a Ana María Campoy en la pieza Las mariposas son libres junto a Rodolfo Bebán y Susana Giménez (en su debut teatral). Actuando en teatro con tres monólogos (Hola hola, un dos tres) y las Canciones para mirar se instaló definitivamente en Buenos Aires desplegando una intensa carrera en cine, teatro y televisión, medio que le dio inmensa popularidad gracias a su participación en teleteatros bajo la autoría de Alberto Migré. Su estadía en Buenos Aires coincidió con el advenimiento de la dictadura militar uruguaya donde fue proscripta por las autoridades de facto motivando su exilio en Argentina. En televisión argentina además apareció en recordadas producciones del ciclo Alta comedia (en El tobogán de Jacobo Langsner junto a Narciso Ibáñez Menta, Inda Ledesma y Pepe Soriano y la versión original de Esperando la carroza que seria adaptada para cine en 1985), un especial donde interpretó siete heroínas del teatro universal (de Oscar Wilde, Antón Chejov, Eugene O'Neill, etc.) y otros ciclos unitarios como Atreverse, Mi mamá me ama y La salud de los enfermos dirigidos por Alejandro Doria. Ha sido una presencia constante en los últimos 35 años del teatro argentino cosechando éxitos como Judith Bliss en Fin de semana de Noel Coward, Querido mentiroso (basado en la correspondencia entre la actriz Patrick Campbell y el autor George Bernard Shaw interpretado por Villanueva Cosse), La voz humana de Jean Cocteau, Encantada de conocerlo de Oscar Viale, Una corona para Benito y Una margarita llamada Mercedes de Jacobo Langsner —que fue llevada al cine como Besos en la frente—, Delirante Leticia de Peter Shaffer, El camino a la Meca de Athol Fugard y en la adaptación de El diario privado de Adán y Eva de Mark Twain que representó en 1985 y nuevamente en el 2007-2009 junto a su compatriota Carlos Perciavalle. Muy recordada es su actuación en el monólogo Emily (La bella de Amherst) de William Luce sobre la poeta norteamericana Emily Dickinson —traducido al castellano por Silvina Ocampo— con el que recorrió el país y Latinoamérica finalizando con una presentación en el Kennedy Center (Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas) En 1984 Emily propició un retorno triunfal a Montevideo en un Uruguay nuevamente democrático. Los diarios titularon «El regreso de China Zorrilla tuvo un claro valor simbólico: al estrenar «Emily» tendió un puente para el reencuentro de todos los uruguayos»5 y «China Zorrilla volvió junto con la democracia: después de estar 10 años prohibida, la popular actriz subió de nuevo a un escenario de Montevideo».6 En su homenaje la sala del Teatro Alianza fue nombrada «Sala China Zorrilla». Viajó con Emily y otros monólogos presentándose en Lima, Santiago, La Paz, Quito, Caracas, en el Festival de Teatro de Bogotá, en Nueva York, Miami, Tel Aviv, San Juan de Puerto Rico y en el Festival Grec de Barcelona. Encarnó en televisión (Las cuatro caras de Victoria) y luego en teatro a la escritora Victoria Ocampo en la pieza Eva y Victoria de Mónica Ottino que planteó una confrontación imaginaria entre las figuras antagónicas de Eva Perón y la aristócrata escritora, fundadora de la Revista Sur. Entre otras cosas. Hasta siempre China estes donde estes siempre te recordaremos.....!!
Publicar un comentario