Anuncios De Google

Anuncios

Natalia Oreiro tuvo familia, y recibe a sus papás.

El hijo de la actriz y Ricardo Mollo nació por cesárea el jueves y pesó 3.400 kg. Si bien ella quería que fuera por parto natural y en su casa, el médico se lo desaconsejó. El lunes le darán el alta.
“¡Estamos muy contentos y ansiosos de conocer a nuestro nieto!”, decía deteniéndose unos segundos su madre, Mabel. Carlos, su papá, visiblemente emocionado, entró a la clínica a paso firme y de un tirón. Con gran emoción y alegría, la familia de Natalia Oreiro celebró la llegada de su hijo, Merlín, el jueves pasado. El primero que confirmó la buena nueva fue el amigo de la actriz, el actor Facundo Arana, quien vía Twitter escribió: “Bienvenido, Merlín”. Fuentes cercanas al sanatorio de Los Arcos señalaron que Oreiro tuvo un parto por cesárea. “El bebé pesó 3,474 kilos y se asomó a este mundo a las 17. Tanto la mamá como el bebé se encuentran muy bien tras el parto”, confirmaron desde la clínica. El jueves a las 18 la primera en llegar fue Adriana Oreiro, su hermana diseñadora, quien ingresó junto con su hija Mía. Minutos más tarde llegaron sus padres: Mabel y Carlos, quien llamó la atención con un tatuaje de una serpiente que dejó ver en su brazo derecho. Oreiro tenía fecha de parto para la semana pasada. Por este motivo, ella había regresado unos días antes de sus vacaciones en la chacra que posee en Uruguay junto a su marido, Ricardo Mollo. Ambos se internaron el jueves en el sanatorio. Según pudo saber este diario, la mujer fantaseaba con tener a su hijo en parto domiciliario. Se sabe: tanto ella como su esposo son adeptos a la vida naturista. Es por eso que ella le había manifestado la posibilidad de tener a su hijo en su casa. “Quería tenerlo en casa, con un parto en el agua, pero mi obstetra dice que en una primeriza no conviene, así que le voy a hacer caso y nacerá en una clínica. Tengo fecha para fines de enero”, decía Oreiro días atrás. Finalmente, Merlín nació sano y sin ninguna complicación, aunque de una forma no tan “natural” como Oreiro esperaba: en una clínica y por cesárea. Un mes antes de parir, Natalia pasó unos días en su país natal con sus padres y su hermana. Allí tiene con Mollo una chacra en donde la actriz cultiva las frutas y verduras que luego consume en variados platos. Oreiro y Mollo se casaron hace 11 años en Brasil, en una ceremonia informal en la que se tatuaron los anillos en sus dedos anulares como muestra de su compromiso. Luego, ambos se fueron a convivir y el músico trasladó sus estudios a la mansión que tiene Oreiro en el pasaje Santa Rosa, en el barrio de Palermo. En varias oportunidades, la actriz ya había manifestado sus ganas de ser madre. “Vendrá cuando tenga ganas”, decía en abril de 2006. “Trato de no planificar la maternidad y que la vida me sorprenda”, aseguraba en marzo de 2008. “Tengo muchísimas ganas de ser mamá, ¡espero que sea pronto!”, dijo en septiembre de 2009. “Me encantaría ser madre, porque a uno lo corre del lugar del ego”, auguró por último en agosto de 2010. Se espera que Oreiro permanezca internada por unos días, por lo menos hasta el lunes, cuando posiblemente le den el alta médica y ella pueda regresar a su casa.
La polémica por el nombre Desde que se supo el nombre del hijo de Natalia Oreiro y Ricardo Mollo, Merlín, los comentarios se desataron por todos lados, sobre todo en la red social Twitter, donde estas semanas fue Trending Topic. “Cuando vaya al colegio, ese chico se va a querer matar”, “los padres no piensan en los hijos a la hora de poner un nombre”, “¿qué le van regalar, una varita mágica?”, fueron sólo algunos de los comentarios. Desde el Registro Civil de la Ciudad de Buenos Aires, según pudo saber PERFIL, desde 1998 a la fecha, sólo fueron registrados con ese primer nombre dos nenes. Pero si de nombres se trata, hay más: Merlín tiene segundo nombre, y es Atahualpa. Si bien este dato no fue confirmado oficialmente, habría sido una decisión de Mollo. Las siglas del recién nacido, MAM, cumplen con la tradición familiar en referencia al grupo que Ricardo y su hermano, Omar, tuvieron hace varios años: Mente Alma Materia. No es casual: las dos hijas de Mollo de su primer matrimonio se llaman Martina Aldabel y María Azul. Por su parte, Omar también tiene dos mujeres llamadas con las mismas siglas: Maia Aylem y Melisa Alejandra.
Publicado por Perfil.com Por Agustín Gallardo .
Publicar un comentario