Patrocinio

Dejanos un comentario

Dejanos un comentario de lo que piensas, siguenos, comparte tus ideas, y participa de nuestra web.

Hiperfama – Famosos, Artistas, Cantantes, Actualidad, Television, Cine, Moda y Tendencias. Nota de Luisana Lopilato para la Revista Gente 2011



Nota de Luisana Lopilato para la Revista Gente 2011

La revista Gente, logró conseguir todos los detalles de la gran boda de Luisana Lopilato y Michael Bublé. Gracias a que la revista subió un fragmento de la nota a su web, es que se la queremos dejar para que la disfruten. Si les encantó y quisieran leer la nota completa, no duden en acercarse a su kiosco de revistas mas cercano, para obtener un ejemplar de esta edición.

“Estamos ansiosos y nerviosos… ¡Queremos casarnos ya!”

Pareja inseparable desde el 2008, no hubo diferencia idiomática, cultural ni geográfica que impidiera la boda. Se casarán el sábado que viene, 2 de abril, al atardecer, en la estancia Villa María y ante un pastor que oficiará una ceremonia bilingüe. A pesar de que los novios guardan bajo siete llaves los detalles, aquí contamos todo.

Comienza la nota:


En noviembre del 2009, Bublé se puso de rodillas durante una cena en familia y le dijo al padre de Luisiana Loreley Lopilato (23): “Quiero casarme con su hija”. Y así será. Sólo falta un pequeño salto en el almanaque, hasta el sábado 2 de abril, para que Luisiana sea la legítima esposa, ante Dios y las leyes, de Michael Steven Bublé (35). El gran momento sucederá en la estancia Villa María (Máximo Paz), elegida por los novios, a eso de las seis y media de la tarde. Michael, una semana antes de la ceremonia civil, clausuró su agenda en el exterior y el jueves 24 viajó a Buenos Aires, para ajustar con su novia los últimos detalles de la megafiesta que empezaron a imaginar seis meses atrás, como dos orfebres, para que nada fallara.
EL LUGAR. Los padres, los hermanos, el abuelo, los tíos y los sobrinos de Bublé, y los familiares más íntimos de Luisana, se alojarán en el casco de la estancia: una casona de estilo Tudor Normando, de tres plantas, construida en 1927 por uno de los próceres de la arquitectura nativa: Alejandro Bustillo. Una joya de dos escaleras (purísimo mármol blanco) que desembocan en salones que custodian refinados objetos y cuadros de alta firma. Además, no faltan la sala de billar, el rincón de música y las salas de lectura, con selectas bibliotecas. Y por si poco fuera, rodeada por un parque de 75 hectáreas… Exacto punto de recalada para la primera noche de los novios después de la ceremonia y la fiesta, y preludio de una luna de miel que deberá esperar: la novia tiene compromisos comerciales a lo largo de toda la semana siguiente.


TOP SECRET. Luisana eludió hacer firmar contratos de confidencialidad a los invitados más cercanos, pero les rogó absoluto secreto: silenzio stampa… También capitaneó las reuniones con la wedding planner Bárbara Diez, organizadora de la fiesta: 300 invitados (40 viajarán desde Canadá), y un costo que romperá la barrera del medio millón de dólares. No es para menos: será desplegada en una carpa de piso negro, ambientada por Martín Roig, iluminada por doce arañas de cristal, y con una pared lateral transparente que dejará ver el histórico casco y el jardín, que ostenta árboles plantados hace más de ocho décadas: bucólico paisaje donde se instalarán livings a cielo abierto… Por cierto, no se suspende por lluvia. Si el cielo se retoba, una carpa transparente, de emergencia, hará las veces de paraguas gigante para proteger ceremonia y fiesta. El DJ será Alejandro Massei (calidad asegurada) y el catering, de EAT: la misma empresa que se encargó del servicio en el casamiento de Florencia de la V. Por si algún detalle top faltara, los baños químicos estarán dotados como los de un hotel cinco estrellas: empapelados de tela, y absolutamente automatizados. ¿Algo más? ¡Sí! Ricardo Montaner desgranará un romántico show a pura balada.


EQUIPO DE NOVIA. Alejandra Benevento (Prensa y Comunicación), y su partner en esta ocasión, Bernie Catoira (asesor de imagen de Luisana), serán los bastoneros de esos rubros clave. Según Bernie, “teníamos muchas ganas de trabajar juntos. Desde que Luisana empezó su relación con Michael le dimos mucha importancia a su imagen, porque la fotografiaban continuamente y no me gusta que se parezca a nadie: es única, y quiero que mantenga su vibrante estilo. Ya no es una nena: es una mujer, y está en la mira de los medios de todo el mundo. Salir con ella en Los Angeles es abrumador. Cada vez que viaja, pasamos horas y horas en su vestidor, para preparar cada cambio de ropa. Y si no puedo viajar con ella, fotografiamos todos los looks, y antes de usar algo me manda fotos a través de su Blackberry, para que le dé el ok. El día de la boda… ¡será una princesa! ¿Adónde será la luna de miel? Secreto. Es una sorpresa que le preparó Bublé… Por ahora le armé cuatro valijas, con cintitas de colores que identifican el vestuario que llevará en cada una”.

0 comentarios: